Las diferentes licencias de exhibición pública


Las licencias de exhibición pública  son aquellas que autorizan a difundir música en un local de concurrencia pública.

Con la selección de 'Música especializada para farmacia' de farmamusica,tienes 10 canales con música seleccionada especialmente para el sector, fuera de las entidades de gestión habituales (SGAE/AGEDI/AIE) que integran los costes de exhibición pública en una sola cuota.

Con la selección 'Música popular seleccionada para farmacia' de farmamusica tienes 10 canales de música del catálogo SGAE. 

Vamos a ver cuales son las entidades de gestión españolas:

• La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es una sociedad privada española reconocida legalmente como de gestión colectiva, dedicada a la gestión de los derechos de autor de sus socios, entre los que se cuentan toda clase de artistas y empresarios del negocio de la cultura. Es una organización que gestiona el cobro y la distribución de los derechos de autor de los autores y a la vez vela por los intereses de los editores.

• La Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales (AGEDI) es una asociación, sin ánimo de lucro, constituida por los productores fonográficos españoles para gestionar de forma colectiva el derecho de comunicación pública y el de reproducción para dicha comunicación pública, de sus fonogramas y videos musicales, según lo establecido por la Ley de Propiedad Intelectual.

Los Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España (AIE) es una sociedad de gestión de derechos de autor que representa a artistas intérpretes o ejecutantes de España. Huephonic cubre la licencia de reproducción mecánica en su cuota de suscripción con los clientes y como broker musical te ayuda y facilita a gestionar la licencia de exhibición pública ya sea con las entidades de gestión privadas como SGAE, AGEDI y AIE o con proveedores de catálogos de música especial de ambientación musical también conocidas como OGI’s (Organismos de Gestión Independientes).

¿Porque no puedo usar Spotify en mi farmacia?

Muchos farmacéuticos nos dicen: “Yo pago una cuenta premium y por tanto estoy al corriente de mis obligaciones”. Debes tener en cuenta que la suscripción a un servicio de contenidos musicales no contempla la exhibición pública, que debe abonarse aparte a las entidades de gestión. Por otra parte, tal y como dicen las condiciones de uso de Spotify, el permiso es limitado y solo puede hacerse un uso particular y no comercial del contenido.